Recuperar contraseña

TRACTO_fondo_CA
TRACTO_fondo_CA
Glibenclateg-Plus

Glibenclateg® Plus

Tabletas Recubiertas
Hipoglicemiante, Normoglicemiante,
(Glibenclamida/Metformina Clorhidrato)

Cada TABLETA recubierta de GLIBENCLATEG PLUS® contiene 5 mg de glibenclamida y 500 mg de metformina clorhidrato; excipientes c.s.

GLIBENCLATEG PLUS®, Caja por 30 tabletas recubiertas.

GLIBENCLATEG PLUS® es una asociación de dos medicamentos, un normoglicemiante como la Metformina y un hipoglicemiante oral como la Glibenclamida, utilizados para el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo 2. La Metformina es una biguanida que no está químicamente ni farmacológicamente relacionada con alguna otra clase de hipoglicemiantes orales, por lo que guarda acciones muy especiales que la hacen ser diferente al resto de tratamientos para la diabetes. La Glibenclamida pertenece al grupo de las sulfonilureas.

La Metformina es una biguanida con efectos normoglicémicos, que disminuye la glucosa plasmática postprandial y basal. No estimula la secreción de insulina y por lo tanto no produce hipoglicemia. Actúa por tres mecanismos principalmente: 1. En el intestino disminuye la absorción de la glucosa; 2. En el hígado, reduce la gluconeogénesis y glucogenólisis; 3. En el músculo, aumenta la sensibilidad a la insulina, mejorando la captación y utilización de la glucosa periférica al aumentar la actividad de la enzima IP3 quinasa en el receptor celular de la insulina. Independientemente de su acción sobre la glicemia, la Metformina tiene efectos favorables en el metabolismo de los lípidos, reduciendo los niveles de colesterol total, LDL y triglicéridos.
El mecanismo de acción de las sulfonilureas como la Glibenclamida, comprende efectos pancreáticos y extrapancreáticos. Los primeros incluyen un aumento de la estimulación de las células beta del páncreas para la liberación de insulina, este efecto se produce por un bloqueo de los canales de potasio, dependientes de ATP, lo que se traduce en una despolarización prolongada de la membrana celular, con el consiguiente ingreso del calcio extracelular provocando la liberación de la insulina de los gránulos de secreción hacia el torrente sanguíneo.
Los efectos extrapancreáticos comprenden fundamentalmente un aumento de los receptores de insulina en monocitos, eritrocitos y adipocitos, que aumentan el efecto de la insulina y el número de transportadores para dicha hormona; produciendo inhibición de la gluconeogénesis hepática y aumento del consumo de glucosa a nivel periférico.

Absorción: La Metformina administrada por vía oral se absorbe lentamente y en forma incompleta ocurriendo principalmente en el intestino delgado, su absorción se completa transcurridas seis horas. La biodisponibilidad de la Metformina y la Glibenclamida en la combinación es similar a la que se presenta cuando una tableta de Metformina y una tableta de Glibenclamida se toman simultáneamente, por separado. La biodisponibilidad de la Metformina y de la Glibenclamida en la combinación no se ve afectada por la ingestión de alimentos; sin embargo, la tasa de absorción de la Glibenclamida se acelera al comer, lo cual, no tiene importancia clínica.
Distribución:  
La Metformina se distribuye rápidamente a los tejidos corporales periféricos principalmente al sistema gastrointestinal. Su unión a proteínas plasmáticas es virtualmente nula. Por el contrario, la Glibenclamida tiene una elevada unión a proteínas.
Metabolismo: La Metformina prácticamente no es metabolizada en el hígado o el tracto gastrointestinal, por lo que se excreta sin modificaciones a través del riñón (el 90% en aproximadamente 12 horas). Tiene una vida media plasmática de 6,2 horas. Solamente el 10% de la Metformina se metaboliza en forma limitada a nivel hepático. La Glibenclamida se metaboliza en el hígado y tiene una vida media de 10 horas, el tiempo en el cual se alcanza la concentración plasmática máxima es de 1 - 2 horas; el efecto hipoglucemiante sanguíneo persiste por 24 horas después de su administración matutina en pacientes con diabetes mellitus que no están en ayuno. No se han realizado estudios farmacocinéticos en pacientes pediátricos.
Excreción:
 La Glibenclamida se excreta por la orina y la bilis, eliminándose totalmente en 45 a 72 horas después de su administración, en pacientes con alteraciones renales aumentan su concentración en la bilis. Respecto a la Metformina, el 90% de la dosis se elimina sin modificaciones metabólicas por la orina dentro de la primeras 24 horas. Una pequeña cantidad se elimina por la saliva.

GLIBENCLATEG PLUS® está indicado en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2, como terapia de segunda línea cuando la dieta, el ejercicio y el tratamiento inicial (monoterapia), no resultan en el control adecuado de la hiperglicemia.

La dosificación de GLIBENCLATEG PLUS® debe ser individualizada con base en la efectividad y en la tolerabilidad mientras no se exceda la concentración máxima recomendada de 2.000 mg de Metformina y 20 mg de Glibenclamida. Con el fin de evitar fenómenos de hipoglicemia, la dosis inicial de GLIBENCLATEG PLUS® no debe exceder la dosis diaria de Glibenclamida o Metformina que ya venía tomando el paciente. La dosis diaria debe titularse o ajustarse en incrementos no mayores de 5 mg de Glibenclamida / 500 mg de Metformina hasta alcanzar la dosis mínima efectiva para un adecuado control glicémico.

GLIBENCLATEG PLUS® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los componentes del medicamento. Además está indicado, en los pacientes insulino dependientes que requieren más de 20 U diarias de insulina. No debe emplearse en pacientes con tendencia a la cetosis o con complicaciones graves de la diabetes. La acidosis láctica es una complicación metabólica rara que puede ocurrir por acumulación de la Metformina durante el tratamiento. GLIBENCLATEG PLUS® puede llegar a producir hipoglicemia, por lo que se requiere una adecuada selección del paciente, apropiada dosificación e instrucciones de la presencia de síntomas, para disminuir el riesgo de que se presente esta entidad. En casos de insuficiencia suprarrenal o hipofisaria, se aumentan las probabilidades de que se presente un evento hipoglicémico.

No debe indicarse como tratamiento único en el transoperatorio, ni posterior a una cirugía. No deberá emplearse en pacientes con historia de reacción alérgica a las sulfonilureas. No debe utilizarse en pacientes que ingieren importantes cantidades de alcohol, no usarlo en casos de hemorragias, septicemias, insuficiencia cardíaca o respiratoria, obstrucción vascular, estado de choque o con insuficiencia renal o hepática. Tampoco deberá utilizarse en pacientes con insuficiencia hepatocelular e intoxicación alcohólica aguda.

Durante su terapia se han observado: reacciones en el aparato digestivo como náuseas, trastornos gastrointestinales, hipersensibilidad cutánea (que sugiere su suspensión o cambio). Es importante señalar que las sulfonilureas (Glibenclamida) pueden ocasionar hipoglicemia grave de larga duración que puede ser incluso fatal y que esta reacción depende de la edad, ya que es más frecuente en pacientes de edad avanzada, depende de la reducción de ingesta de alimentos en pacientes con pérdida del apetito y de enfermedades renales o hepáticas. La Glibenclamida puede ocasionar también colestasis intrahepática. El efecto secundario de las biguanidas (Metformina) incluye, vómito, náuseas, diarrea, anorexia, sabor metálico de los alimentos, y su reacción secundaria más grave es la acidosis láctica, aún cuando es menos frecuente con la Metformina que con otras biguanidas. Con el uso de la Metformina se ha visto también disminución de la absorción de vitamina B12 y fosfatos.

Ciertos medicamentos tienden a producir por sí mismos hiperglicemia como las tiazidas, los corticosteroides, los estrógenos, los anticonceptivos orales y la fenitoína entre otros. La Glibenclamida puede ser potenciada por medicamentos que se unen a las proteínas plasmáticas como los AINEs, las sulfonamidas, el cloramfenicol, el probenecid, los coumarínicos y los betabloqueadores entre otros, aumentándose la probabilidad de presentarse un evento hipoglicémico. Cuando estos medicamentos se administran a un paciente que recibe GLIBENCLATEG PLUS®, debe controlarse con frecuencia para establecer si hay pérdida de control glicémico.
Las sulfonilureas se unen fuertemente a las proteínas plasmáticas por lo que puede desplazar a fármacos como los anticoagulantes orales, las hidantoínas, los salicilatos y otros agentes antiinflamatorios no esteroideos y a las sulfonamidas. La fenilbutazona aumenta la acción hipoglucemiante, los betabloqueadores ocasionan deterioro de la tolerabilidad a la glucosa. El cloranfenicol, los IMAO y el probenecid aumentan el efecto hipoglicemiante de los hipoglicemiantes orales. Los corticosteroides, los anticonceptivos, la fenitoína, la rifampicina y la isoniazida disminuyen el efecto hipoglucemiante de las sulfonilureas.

Categoría C: Estudios en animales han mostrado un efecto adverso sobre el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sin embargo los beneficios permiten utilizar el fármaco a pesar de sus riesgos potenciales. No debe administrase este medicamento durante el período de lactancia.

Almacenar en un lugar seco a temperatura menor a 30ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con fórmula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS